Economía y Finanzas Emprendedores Negocios y Franquicias Tecnología TV

Trump presume acuerdo con Ford, pero éste nunca existió.

ford-planta

Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos, aseguró este jueves que el presidente de Ford Motor Co, Bill Ford, le aseguró que no llevará su planta de Kentucky, en la que se producen los modelos Lincoln, a México; sin embargo, nunca hubo tales planes por parte de la armadora.

“Trabajé duro con Bill Ford para mantener la planta de Lincoln en Kentucky. ¡Se lo debo al gran estado de Kentucky por su confianza en mí!”, escribió ayer Trump en su cuenta de Twitter. “Él mantendrá la planta de Lincoln en Kentucky, no en México”, agregó.

La compañía automotriz ha dicho en reiteradas ocasiones que no tiene planes de cerrar alguna planta en EU y es probable que no pueda hacerlo bajo los términos del contrato actual de United Auto Workers, que expira el 2019, detalló Reuters.

Además, ésta no es la primera vez que los comentarios de Trump sobre la producción de Ford han sido puestos en duda, ya que el año pasado buscó el crédito por la decisión de Ford de transferir empleos desde México a Ohio, pero la automotriz dijo que había tomado la decisión en 2011, mucho antes de Trump anunciara su candidatura presidencial.

“Hemos confirmado con el presidente electo, Donald Trump, que la producción de Lincoln MKC en la planta de Louisville, Kentucky, se mantendrá en ese estado”, señaló Christin Baker, vocera de la compañía.

“Nos alienta que el señor Trump, así como el nuevo Congreso, continúen trabajando a favor de políticas que mejoren la competitividad de Estados Unidos, las cuales permitirán mantener la producción de este modelo en Kentucky”, agregó la portavoz.

Ford fabrica los vehículos Ford Escape y la SUV Lincoln MKC en su complejo de Louisville en Kentucky, donde emplea a aproximadamente 4,700 personas. A su vez, tiene una planta en la misma ciudad, donde producen camionetas y SUVs de mayor tamaño.

El pasado 9 de noviembre, tras darse a conocer la victoria de Donald Trump en las elecciones, Ford felicitó al republicano, al tiempo en que manifestó que trabajará de la mano con el mandatario electo.

De igual manera, la compañía reiteró su plan de invertir 1,600 millones de dólares en su nueva planta en San Luis Potosí, en México, para producir más vehículos compactos. Ford generará cerca de 2,800 empleos directos adicionales para el 2020.

Los trabajos de construcción iniciarán este verano y se prevé que las nuevas unidades salgan de la línea de producción en el 2018.

Por debajo de Estados Unidos y Alemania, México es el cuarto mayor productor de vehículos de la compañía estadounidense, para atender a mercados como Canadá, China, Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Paraguay, Perú, Uruguay y Corea del Sur.

FUENTE: http://www.forbes.com.mx/

About the author

Alto Nivel Empresarial